Pistola Luger P08 Parabellum

pistola p 08 luger parabellum

La Pistola Parabellum (Parabellum Pistole) es un modelo de arma corta semiautomática accionada por retroceso que se utilizó ampliamente por muchos ejércitos a principios y mediados del S.XIX. Se la conoce también como “Luger”, un apodo que viene directamente del apellido de la persona que la patentó: George Luger.

A lo largo de su historia, fueron muchos los modelos y mejoras desarrollados, obteniendo cada una una nomenclatura distinta; hoy nos centraremos, sin embargo en la P 08, o “Parabellum Pistole Modell von 1908” (Modelo de pistola Parabellum de 1908), que fue la más famosa y la más reconocida por su papel en el ejército alemán de las dos guerras mundiales.

Primeras apariciones de la Parabellum P08

Antes del estallido de la Primera Guerra Mundial, el ejército alemán tomó la decisión de sustituir su antiguo Reichsrevolver (revólver del reino) en el campo de batalla. La Pistole 08 tenía un cañón de 100 mm. y se nutría del famoso 9x19mm Parabellum, unos cartuchos de munición que supusieron un gran adelanto técnico en su época.

El fabricante oficial de esta nueva pistola para el imperio alemán fue la famosa DWM (Deutsche Waffen und Munitionsfabriken – Fábrica de armas y municiones alemana), mejorando el modelo original enormemente para aumentar su eficacia en combate y adoptando también otras sugerencias del alto mando alemán que incluyeron una minimización de la longitud del cañón o una agarradera en la base para permitir el acoplamiento de un complemento para apoyar en el hombro. Era capaz de disparar las novedosas balas de cono truncado, que aumentaban la capacidad daño de las de chaqueta completa.

La Luger en la Primera Guerra Mundial

Durante toda la Primera Guerra Mundial la pistola P 08 se convirtió en el arma más común en las filas alemanas, aunque fue sufriendo algunas pequeñas modificaciones con el paso de los años, además, dado que la demanda llegó a ser altísima, otras compañías, como la famosa Mauser se unieron a la vorágine de fabricación, consiguiendo producir más de 2 millones de unidades entre 1914 y 1918.

Como curiosidad, el ejército de la nación de Bolivia adoptó la Luger como arma para sus oficiales en el año 1913 y las mandó serigrafiar con la leyenda “Ejército Boliviano”.

La Parabellum P 08 en el periodo de entreguerras

Con el fin de la IGM y el sometimiento comercial y económico de Alemania, los antiguos fabricantes de esta pistola se las ingenieron para reutilizar partes antiguas y fabricar nuevos modelos ensamblando las distintas partes. Con las ventas tanto hacia el extranjero como a la población civil consiguieron reflotar su economía durante el período de entreguerras, siendo capaces de vender miles de armas.

Modelo 3D de la Luger

Estas exportaciones se producían mayoritariamente a Estados Unidos, cuyas empresas y fabricantes revendían las armas, tras hacerles modificaciones bajo demanda (modificaciones del cañón, cambios del sistema de munición, etc.). Una de estas empresas, A.F. Stoeger Inc. fue quien patentó la marca Luger, y comenzó a serigrafiarla en las armas que distribuía.

Poco después, en 1930, la exportación de las P08 empezó a llegar a países cada vez más lejanos, llegando incluso hasta China, donde se comenzó a utilizar por la guerrilla y los oficiales del bando nacionalista, siendo muy utilizada en la guerra civil china. En esta época fue cuando Mauser se hizo con el control de la producción, mejorando los tiempos de fabricación y añadiendo algunas mejoras más de prestaciones. Este nuevo modelo sería bautizado, años después, como la “Viuda Negra”.

La P08 en la Segunda Guerra Mundial

Aunque la Luger se sustituyó antes del estallido de la Gran Guerra por la Walther P38, las exigentes demandas de la guerra facilitaron la creación de unas 20 000 unidades más, que se distribuyeron entre las diferentes secciones del ejército alemán. Además, unas 4000 se produjeron para exportar a Portugal, donde se renombraron como Model 943.

Con el declive de las fuerzas alemanas, se capturaron muchísimas unidades por parte de soviéticos y aliados, que las consideraban un botín de guerra y eran muy apreciadas. Los alemanes, conocedores de esto, portaban en ocasiones algunos señuelos hechos con carcasas descartadas en la producción y que contenían minas o trampas. También hicieron correr leyendas sobre accidentes en las filas aliadas debido al complicado mecanismo de seguridad o a que aquellos soldados que fueran sorprendidos usando armas enemigas serían condenados a muerte.

La Luger P 08 en la actualidad

Hoy en día se utilizan réplicas de esta famosa pistola de C02. Estos modelos son impresionantemente fieles a la realidad, y son la forma más fácil de hacerse con una de estas armas en los tiempos que corren.

Réplica de la Luger P08

Si te interesa puedes echar un vistazo a estas réplicas luger P08 en CO2 y valorar una posible compra. ¡Seguro que no te arrepientes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.