Mitsubishi A6M Zero

Durante la Segunda Guerra Mundial hubo oportunidad para que las potencias pudieran sacar a relucir toda su artillería. Hablamos de buques, tanques y aviones, entre otros ejemplos. Japón fue uno de los países que estuvo más activo durante este evento bélico.

El Mitsubishi A6M Zero es un avión de caza que fue empleado por las Fuerzas Aéreas de la Armada Imperial Japonesa. Estuvo activo desde el año de 1940 hasta 1945. Una de las aeronaves más destacadas en los ataques aéreos que realizó Japón, este A6M fue denominado como un Caza Embarcado Tipo O, aunque los japoneses lo denominaban normalmente con una una contracción oficial de rei sentoki (caza cero) o rei-sen.

Cariñosamente se acabaría nombrando Zero-sen. Como curiosidad hay que decir que la palabra “zero” se incorporó al japonés por medio de ingenieros europeos (mayoritariamente ingleses y franceses) en el s.XIX en un intento de modernizar la industria y el ejército. Los aliados acabaron llamándole finalmente Zeke.

Imagen donde se aprecia una aeronave
Modelo de A6M Zero recreado para la película Pearl Harbour

Primer prototipo y primeros servicios del A6M Zero

Este caza tuvo su primer prototipo en el año de 1937, y no fue utilizado finalmente hasta marzo de 1939. Cuando la Guerra Mundial estalló, el Zero tuvo bastante protagonismo y fue considerado como uno de los aviones más potentes que existían en ese entonces. Tenía una gran autonomía, y una maniobrabilidad extraordinaria. Derivado de ello en las primeras operaciones en que hizo acto de presencia logró 12 victorias, solamente sufriendo una derrota. A partir del año 1942 empezaron a aparecer cazas enemigos con tecnologías más modernas, lo que hizo que este modelo fuera poco a poco contrarrestado y finalmente superado.

Decadencia del Zeke

La Armada Imperial Japonesa se resintió al sufrir los efectos de los frenéticos cambios de la época. Los motores aeronáuticos eran cada vez más potentes y eso hizo que los Zero perdieran toda su ventaja tecnológica. Los diseños de los enemigos también mejoraron, lo que convirtió a los A6M en cazas cada vez más vulnerables. Por último, la ventaja que tenían en cuanto a maniobrabilidad acabó desapareciendo, lo que hizo que el Mitsubishi A6M acabara por convertirse en un arma totalmente obsoleta. Para el año 1944 ya existían naves de caza mucho más avanzadas. Incluso, los mismos japoneses tuvieron que dar un salto hacia aviones más potentes.

El Zero o Mitsubishi A6M fue uno de los aviones de caza que más se fabricaron en todo el mundo. En toda la historia de la humanidad se han fabricado más de 11,000 ejemplares. Por lo que es uno de los más importantes que existen, aunque en la actualidad ya no se sigue fabricando.

Zeke abandonado en Nueva Guinea
A6M abandonado en la base de Buna (Nueva Guinea)

Historia de la creación del Zero

En el año de 1931 fue cuando empezaron los primeros diseños para un avión militar que estaría destinado al Ejército Imperial, como también a la Armada Imperial. Los ingenieros aeronáuticos fueron los encargados de llevar a cabo este proyecto. El nombre se correspondería con el del emperador que se encontraba en el poder en ese momento. El A6M fue conocido como Shi, otro nombre que tuvo fue el de Caza embarcado 12 Shi, antes de que oficialmente se denominará como Mitsubishi A6M, debido a que tampoco se tenía conocimiento sobre la empresa que estaría detrás de su desarrollo. Finalmente, Fue Jiro Horikoshi quien se encargó del diseño final.

La Armada y el Ejército creaban un código único para cada avión que se creara en Japón. El Mitsubishi A6M entró en acción en el año 1940, o lo que es lo mismo, el año 2600 del calendario imperial. Es por eso que se le atribuyó el nombre de Caza Embarcado de tipo 0, y más tarde se le conocería coloquialmente como Zero.

Diseño y armamento del Zero

El A6M se caracterizó por ser un monoplaza que tenía una estructura con un ala baja metálica y un tren de aterrizaje retráctil. Una de las características particulares era que tenía mucha ligereza y que permitía muchas acrobacias pero presentaba muy poca resistencia estructural, lo que le hacía sufrir grandes daños en los combates.

El Zero tenía que ser un caza que tuviera el menor peso posible, por lo que en los primeros modelos no se incorporó blindaje ni para el piloto ni para el depósito de combustible. Esto hacía que fuera un caza muy vulnerable a los ataques, por lo que resultaba muy importante que los pilotos tuvieran mucha habilidad para maniobrar.

Contaba con un motor Zuisei 13 de 780 HP, que pronto tuvo que ser sustituido por otras versiones como el Nakajima Sakae 12 de 980 HP. Los motores que se usaron posteriormente dieron la opción de alcanzar hasta 560 km/h, lo cual suponía algo muy atractivo para aquel entonces. Otra característica era la posibilidad de poder volar hasta 1.922 km sin repostar.

Avión Zero de tercera generación
A6M3

El armamento de este caza fue ligero en un principio aunque poco tiempo después tuvo que ser incrementado debido a las condiciones de la guerra. El armamento básico consistía en 4 armas, dos ametralladoras de 7.70 mm y dos más de 13,2 mm o 2 cañones que eran de 20 mm, dependiendo del modelo. Sin duda, se trataba de una de los cazas más atractivos y que pasó a la historia. Aún hoy se puede recordar como uno de los grandes avances tecnológicos por parte de Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.