Ana Frank: una judía en la Segunda Guerra Mundial

Ana Frank

Ana Frank es uno de esos personajes que la historia suele pasar por alto a pesar de sus hazañas. Su historia nos cuenta un lado de la Segunda Guerra Mundial de forma muy vívida. Por lo que analizar un poco su vida puede ser muy enriquecedor.

Comencemos por lo más importante:

¿Quién fue Ana Frank?

Ana fue una “alemana” con ascendencia judía. Nació en junio de 1929… y lamentablemente murió en 1945, a la edad de 16 años en un campo de concentración nazi.

Sin embargo, tras su muerte dejo un diario actualmente conocido como “El diario de Ana Frank” el cual tiene datos muy significativos sobre los acontecimientos que vivió durante la guerra. Dicho diario es una joya invaluable que vale la pena analizar.

Ana Frank

Sus primeros años de vida

En Fráncfort Del Meno nace una pequeña, a la cual deciden ponerle por nombre Ana Frank. En este momento, las cosas no van nada bien en Alemania. De hecho, el trabajo escasea y la pobreza abunda. Durante este punto de la historia, Adolf Hitler está consiguiendo muchísimos seguidores para su partido político, lo que supone un problema para los judíos.

¿Por qué? Hay una razón muy sencilla… Hitler acusa a los judíos de ser los causantes de los problemas dentro de su país. Asimismo, se aprovecha para jugar con los sentimientos antisemitas que reinan en ese momento. Todos estos acontecimientos llevan a la familia Frank a mudarse a Ámsterdam, pensando que su situación cambiaría.

Los Países Bajos Invadidos por la Alemania Nazi

A pesar de los problemas de aquel entonces, la historia para Ana en los Países Bajos era completamente tranquila. Ella se adaptó rápidamente al idioma, la cultura e incluso llegó a tener amigas de escuela con la que pasaba grandes momentos. Muchos creen que esta fue la mejor época de la vida de Ana.

Su padre, Otto Frank, trabaja arduamente en una compañía hasta que decide establecer su propio negocio en Inglaterra. Lamentablemente, fracasa en este intento. Sin embargo, busca una solución rápida a su problema: decide sumarle a su negocio la venta de especias, lo que tiene un resultado muy positivo.

Durante esta época Ana tiene 10 años, y la guerra acaba de comenzar. El imperio Nazi invade Polonia en 1939 y tiempo después, el 10 de mayo de 1940 deciden invadir el territorio de los Países Bajos. A pesar de que el ejército holandés intenta poner resistencia, la guerra solo dura 5 días.

Los nuevos ocupantes del país comienzan a imponer sus reglas… Reglas que no le ponen nada fácil la vida a los judíos. Tanto los cines, como los parques y las tiendas están terminantemente prohibido para ellos.

Ana ahora no puede ir a tantos lugares como antes. El problema se agrava cuando su padre Otto pierde el derecho sobre su compañía. La razón es que los judíos no pueden ser propietarios de ningún tipo de negocio.

“La casa de atrás” ¡Ana debe esconderse!

A paso lento, los nazis comienzan a avanzar cada vez más. En este punto de la historia los judíos deben usar la estrella de David y comienzan a correr rumores de que ya no podrán vivir en los Países Bajos. La situación se pone peor cuando Margot, la hermana de Ana, recibe una notificación diciendo que debe presentarse en la Alemania Nazi para trabajar.

Obviamente, la familia desconfía, así que en julio de 1942 pasan a la clandestinidad para comenzar a huir de la persecución tan tenaz que afrontan. Inmediatamente Otto comienza a acondicionar lo que será su escondite… Resulta ser La Casa de Atrás, la cual queda justo al fondo de su compañía. Algunos de sus colegas lo ayudaron con el acondicionamiento. Esta casa sería conocida como la Casa Ana Frank.

Ana comenta que poco tiempo después, algunas personas llegaron para refugiarse también. Durante esta etapa de su vida, dice sentir mucho miedo, y explica que siempre debe andar con mucho cuidado para no ser vista.

¡El Diario de Ana Frank!   

Cuando cumple 13 años en 1942, Ana Frank recibe como regalo un diario. Al principio lo utiliza para escribir algunos cuentos, comienza una pequeña novela e incluso tiende a citar frases que ha leído en algunos libros. Esto la ayuda mucho a pasar el tiempo.

Sin embargo, el sentido que Ana le da al diario cambia drásticamente cuando el ministro de Inglaterra emite un comunicado por radio donde invita a todos a guardar sus diarios y los documentos de guerra. Inmediatamente Ana decide documentar su historia… Historia que decide titular “La casa de atrás”.  En ella escribe a detalle todo lo que pasa en la casa, así como lo que siente, piensa y cree de su situación. Todo esto hasta que tristemente es descubierta.

Ana Frank el diario

El refugio descubierto

Ana no puede terminar con su diario. El hecho es que los oficiales de policía la descubren a ella y a todos los que se esconden en la casa de atrás. Esto ocurrió en agosto de 1944. Hasta la fecha, nadie sabe cuál fue el motivo por el cual los policías decidieron  incursionar en la casa de atrás.

Sin embargo, esto marca el comienzo del final de la vida de Ana Frank. Gracias a 2 mujeres, los papeles del diario de la casa de atrás fueron rescatados antes de que los nazis destruyeran todos los documentos.

Ana Fallece

En febrero de 1945 Ana ha recorrido algunos campos de concentración. Sin embargo, el campo de concentración de Bergen-Belsen será el último que pisará. Las condiciones eran muy miserables. Tanto ella como su hermana contraen fiebre tifoidea, lo que al poco tiempo les cobra la vida.

Se tiene conocimiento de que el único que sobrevivió a la guerra y a los campos de concentración fue su padre.

Poco después de haber salido, Otto recibe las páginas salvadas del Diario de Ana. Son muchas las emociones que lo encuentran tras haberlo leído. Sin embargo, se sorprende al saber que Ana deseaba más que nada en el mundo ser escritora.

Así que decide, gracias al apoyo de algunos amigos, publicar el diario. Esto ocurrió en junio de 1947… Lo que causó un gran impacto en la sociedad de aquel momento. Hasta entonces el diario se ha traducido en más de 70 idiomas, se han escrito novelas, películas y guiones de teatro.

Hasta su muerte, Otto Frank deseaba que todo el mundo tomara conciencia de lo trágica que puede llegar a ser la discriminación, el antisemitismo y el racismo.

Comprar el Diario de Ana Frank

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.