Consejos para iniciarse en el automodelismo

Basado en el artículo original en inglés en whichcar por Boris Viskovic.

¿Te agobia tener una gran cantidad de maquetas de coches sin montar porque no te atreves a dar el paso? Aquí te mostramos la forma de empezar a hacer maquetas de coches desde cero.

Hay muchísima gente que piensa que los coches a escala para armar son un entretenimiento para niños… y de alguna manera están en lo cierto. Es común comenzar en el modelismo a una edad temprana, y empezar a cometer los primeros errores: dejar las piezas sin limar, echar demasiado pegamento, no leer adecuadamente las instrucciones… Pero todo esto un lado positivo: aprender acerca de bloques de motor, cajas de cambios, frenos… En definitiva, todos los componentes de un vehículo. Si estás leyendo esto y aún no te decides, ya verás como cuando termines este apartado no podrás esperar a empezar a montar coches a escala.

Poco a poco la experiencia empieza a hacer su trabajo y, lo que antes era un acabado feo y sin cuidar, poco a poco se convierte en una cuestión artística que te engancha poco a poco a intentar crear resultados perfectos, incluso añadiendo elementos que no estaban en el modelo original.

Hay muchísimos detalles que tenemos que tener presentes a la hora de empezar a montar una maqueta, desde el tipo de modelo que elegimos hasta cómo usamos los materiales adicionales y cómo hay que tratar el plástico o el metal.

La caja

La caja es un elemento de coleccionismo y importante y puede darnos muchas pistas acerca del contenido. Los coleccionistas más exigentes mantienen las cajas en excelentes condiciones, pues las piezas se valoran mucho más si vienen con el empaquetado original.

Además, existe una pequeña teoría bastante extendida en la que se relaciona la calidad artística de las viñetas de la caja con la calidad del material contenido dentro.

Nuestro consejo es que te decidas por comprar marcas de calidad contrastada como Revell, al menos en los primeros modelos mientras coges soltura. Esto te garantiza poder ir aprendiendo poco a poco desde lo más básico sin perderte en detalles de lijado avanzado o enmasillado antes de tiempo.

Caja antigua con valor de coleccionismo

Piezas

El conjunto de piezas de una maqueta es bastante variable, pero pueden llegar a números en torno a las 300 o más. Así que es una buena idea dedicar un tiempo a familiarizarse con todas ellas y observarlas detenidamente antes de empezar. Existen muchas marcas modernas que reducen el número de piezas y el tratamiento que hay que darles, aunque si eres un clásico, te gustará lo tradicional y que las piezas tengan un punto de unicidad.

Herramientas

Tener las herramientas adecuadas es fundamental para que la maqueta se pueda construir en perfectas condiciones, y también para que el acabado sea inmaculado.

Punzones, taladros manuales, cortadores, tenazas de modelismo, limas, pegamento, masilla y pinturas y pinceles son básicos y te recomendamos que tengan una calidad mínima para que las puedas utilizar muchas veces.

También te harán falta elementos decorativos como arena o césped electrostático si quieres hacer dioramas.

Manual de Instrucciones

Es fundamental e innegociable leer las instrucciones de manera total antes de empezar el montaje. Esto te dará una idea muy precisa de cómo se monta el modelo y podrás ver claramente qué partes y piezas necesitan pegamento y cuáles no. Dependiendo del nivel de dificultad de la maqueta las instrucciones serán muy concisas o te dejarán manga ancha para que hagas volar tu imaginación y creatividad.

Las Matrices

Es mucho más limpio y seguro desmatrizar las piezas con unas pequeñas tenazas de corte. Hay gente que las corta con un cuchillo o las retuerce hasta que salen, lo que puede ser peligroso y ocasionar que las piezas pequeñas se rompan.

Antes de cortar también deberías asegurarte de que no estás quitando partes de la pieza, como pequeñas protuberancias que se insertan en otras. Este error es muy común y normalmente ocurre si no has leído las instrucciones ni analizado las piezas con detenimiento antes de proceder al propio montaje.

Modelos de Montaje

Muchas de estas maquetas vienen con distintas posibilidades de montaje, para que le des un aspecto u otro dependiendo de lo que más te apetezca. En este ejemplo, como puedes ver, hay distintos tipos de ruedas para el modelo, lo que te permite dar un aspecto más o menos retro a la maqueta.

Preparación de las Piezas

Hay que tratar todas las piezas de plástico que tengas que pintar. Lo más básico es el lijado, para el que puedes utilizar papel de lija o una pequeña lima. Esto limpiará de rebabas e impurezas la pieza. Algunas desaparecerán rápida y fácilmente, mientras que otras tendrás que tratarlas con un poco de masilla para que queden bien (sobre todo las partes visibles y las que sirvan como enganche para otras piezas).

Lavado a Conciencia

El siguiente paso es lavar con agua y jabón todas las piezas del modelo. Esto eliminará el polvo de las mismas y también cualquier grasa o aceite que hayamos podido dejar sobre ellas al manipularlas con las manos desnudas.

Asegúrate de que las piezas estén bien secas (puedes darles una pasada con aire comprimido para secar los recovecos) y lo mejor es que las uses con las manos bien limpias o con guantes.

El Uso de Las Tintas

El viejo truco de las tintas en el modelismo te va a permitir dar un efecto más realista a algunas partes de las miniaturas. Para ello has de diluir mucho un poco de pintura negra. Cuando cargas el pincel has de descargarlo simplemente tocando la pieza que quieres “envejecer”. La pintura, al estar muy aguada, se colará por los recovecos, dando un maravilloso efecto de sombreado y aportando mucho realismo a la pieza.

Aquí puedes ver el efecto en la parrilla del coche de ejemplo.

Ojo con las Piezas Cromadas

Las piezas cromadas son una trampa mortal para los modelistas novatos. En este ejemplo, el motor requería de un pequeño ensamblado antes de dejarlo en su lugar sobre el eje de las ruedas del coche.

Bueno, por si no te habías dado cuenta, o no lo sabías, el pegamento no funciona bien en las partes cromadas, así que lo se suele recomendar es picar las partes que se van a pegar para desprender el cromo (con mucho cuidado para no dañar la pieza) y pegarlas por ahí.

Recuerda tener mucho cuidado y ser muy preciso con la parte a despegar.

Haz Pruebas con el Encaje

Es muy importante hacer varias pruebas de encaje de la maqueta antes de liarse a pegar piezas como si no hubiera un mañana. Intenta ir los más lejos posible y poner el mayor número de piezas que puedas, ya que eso te dará una idea más general de cómo se deben pegar.

Además es posible que con el lijado las piezas no encajen perfectamente y debas echar algo de masilla para disimular el hueco.

Haz Plantillas Para Pintar Con Spray o Aerógrafo

Algunos esquemas de color requieren el uso de motivos o dibujos en las carrocerías. Estas cosas no se suelen hacer “a pulso”, sino que se usan plantillas caseras para que puedas pintar solo la parte que necesites.

Este modelo se pintó con dos franjas grises a lo largo de la carrocería del vehículo, y así se tapó, usando unas tiras de enmascarado de Tamiya que se pueden cortar a diferentes grosores (es difícil de ver en la foto, pero ahí están).

Por cierto, que para pintar con spray, es recomendable calentar un poquito el bote. Unos minutos dentro de un cazo separado del fuego con agua caliente ayudarán a que la pintura fluya mejor.

Lugares Adecuados Para Pintar Con Spray

Algo que no todo el mundo sabe es que el cuarto de baño es un lugar perfecto para usar el spray: hay estufa de calor para secar, buena iluminación y un sistema de extracción de aire y humo.

Por si te lo estás preguntando… No. No se usó el spray directamente en la pieza sobre la repisa, sino que fue en el suelo con unos cartones para no manchar. Se dejó ahí porque es un sitio muy bueno para secar.

Después de 30 minutos la pintura del spray ya estará seca y se podrá tocar sin temor a desprenderla y arruinar la pieza.

Un truco para no manchar consiste en desprender las máscaras pegadas en el sentido contrario al que se pegaron (es decir, hacia atrás) y hacerlo con mucho cuidado y lo más horizontal posible. Esta es una de las partes más complicadas y estresantes del proceso de montaje, ya que puede tirar por tierra bastante trabajo y tener que volver a pintar y enmascarar.

Los Interiores

Hay que ser muy meticuloso para poder encajar las piezas adecuadamente. Requiere de pericia y paciencia, y también de muchas pruebas antes de lanzarse con el pegamento. Te recomendamos usar pinzas y aplicadores de pegamento para no arruinar las piezas.

Piezas Transparentes

Los cristales suelen estar hechos con plástico transparente o incluso vidrio. Pegarlo puede suponer un quebradero de cabeza, ya que los pegamentos como el suplerglue emanan vapores que dejarán un halo blanco muy difícil de limpiar.

Normalmente se usa un pegamento adhesivo llamado PVA, o también resina para madera. Un último truco es usar un poco de pintura normal aplicada con un destornillador de precisión.

Resultado Final

Después de un largo esfuerzo y horas y horas de trabajo y frustraciones , llega el momento de rematar la obra. Por fin podrás enseñar el modelo terminado a tus familiares y amigos y… ¡créeme que habrá merecido la pena cada segundo!

Ahora solo falta buscar un lugar en la vitrina para guardarlo y protegerlo; así podrás exhibirlo con toda comodidad y seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.