Consejos generales para montar maquetas

Maqueta Jagdpanzer IV

El montaje de maquetas es un pasatiempo muy entretenido, pero demandante. Desde que la maqueta llega a tus manos, comienza un largo proceso de comprobación de piezas y lectura de planos e instrucciones; una vez que confirmas que todo está en orden y completo, llega el momento de sacar las piezas de sus marcos, eliminar rebabas y utilizar el mejor pegamento para comenzar el montaje de tu nuevo modelo. Si no sabes por dónde empezar o buscas consejos generales para montar tu maqueta, estás en el lugar indicado.

¿Qué son las maquetas de plástico y cómo empezar?

Son modelos que reproducen a escala vehículos militares, automóviles, naves espaciales, aviones y mucho más. Se fabrican en moldes con plástico inyectado y están especialmente diseñadas para ser montadas, pegadas y pintadas por el modelista.

Para empezar, debes saber que existen marcas americanas, asiáticas y europeas, entre las que destacan Revell, Heller, Tamiya, AMT, Trumpeter, Zveda e Italeri. Todas se diferencian en tres aspectos: calidad de sus materiales, nivel de detalle y precio.

No necesitas gastar mucho dinero para empezar a montar maquetas. Puedes comprar modelos sencillos y económicos y kits de herramientas, pinceles o aerógrafo y eso es todo.

Otro paso importante es elegir la escala que mejor se adapta a ti. Si eres novato, lo mejor es elegir una escala grande o intermedia para trabajar con comodidad. Si no tienes espacio suficiente en casa, puedes recurrir a las maquetas intermedias y pequeñas.

¿Cómo montar maquetas de plástico?

La pregunta ¿cómo montar maquetas? es lo primero que nos ronda en la cabeza cuando hemos decidido incursionar en este mundo. Lo primero que debes saber es que los modelistas forman una comunidad muy amigable y abierta y cualquier duda que tengas puedes consultarlas con ellos. También puedes consultar guías básicas como la siguiente, donde te indicaremos todo lo que necesitas para armar tu primera maqueta:

Paciencia

Es lo primero que necesitas y el único talento que se exige para ser un buen modelista. La paciencia te permitirá cuidar los detalles de tu maqueta y mejorar todas las habilidades que necesitas para dar un buen acabado a todos los modelos.

Construir una maqueta, incluso las más grandes, requiere de cortar, preparar, lijar, pintar y buscar piezas pequeñas. También necesitarás mucha paciencia para pegarlas y aplicar las diferentes capas de pintura.

Abre la caja y comprueba las piezas

Ahora que ha llegado una maqueta a tus manos el primer paso que debes dar es abrir la caja y comprobar que todas las piezas e instrucciones estén completas. Las maquetas pueden tener cientos de piezas de todos los tamaños, por lo que debes de ser muy cuidadoso en este paso para no perder alguna de ellas.

Pegamento

Para montar maquetas de plástico necesitas pegamento especial para plástico. Algunas marcas, como Tamiya, lo incluyen en sus accesorios como adhesivos UHU. Revell también ofrece su propio pegamento, por lo que no tendrás problema a la hora de elegirlo.

En el caso de las maquetas de metal y resina, debes de pegarlas con ciano, un pegamento que fragua con mucha rapidez.

Ten a mano las herramientas

Antes de lanzarte a construir una maqueta, debes contar con las herramientas necesarias, por lo general basta con un cutter, una lija y alicates de diferentes tamaños. Con el tiempo podrás incluir nuevas herramientas.

Libera las piezas

Algunas piezas vienen ancladas en placas de plástico, muchas están precortadas y solo debes empujarlas para salir, pero es normal que queden unidas por pequeños puntos que debes cortar con cuidado con ayuda de un cutter afilado.

Una vez cortadas y si notas rebabas, deberás lijar con suavidad la pieza hasta eliminar todo plástico sobrante.

Estudia el esquema de montaje o plano

Los planos son tus mejores aliados para llegar a los resultados que deseas. Examina todas las piezas comparándolas con el paro y sepáralas según las fases de construcción. Esto te ayudará a identificar cualquier pieza defectuosa o rota que puedas reemplazar o bien, reparar.

También te permitirá observar las piezas adicionales, esas que puedes o no montar en tu maqueta para lograr diferentes acabados. Púlelas, elimina rebabas y guárdalas en un lugar seguro hasta el momento del montaje. Si no vas a utilizarlas, etiqueta el envase donde las almacenas, probablemente se llenará de otras piezas sobrantes que puedan ser de utilidad en el futuro.

Este paso es imprescindible para evitar que te sobren piezas al finalizar la maqueta y para eliminar imperfecciones, líneas de molde y rebabas en las mismas.

Comprueba el encaje de las piezas

Una vez montada la maqueta, debes comprobar el encaje de cada pieza, si descubres huecos, rellénalos con masilla Putty de la marca Revell o Tamiya. Deja secar, una vez listo, tocará lijar y limar para quitar las rebabas y disimular las uniones entre las piezas.

Los modelistas suelen utilizar para este paso un cepillo de dientes, jabón y agua tibia, esto permite eliminar el polvo, los restos de masilla y la grasa de tus dedos.

Imprimación

Finalizado el proceso anterior, toca imprimar la maqueta para prepararla para el proceso de pintura. A veces deberás aplicar más de una capa de pintura base en función de los colores a utilizar y el acabado que necesitas.

Por ejemplo, para el metal, lo mejor es la imprimación negra y una segunda capa aportará mayor adherencia a este tipo de pintura, pero dará un acabado mate a la misma.

Sigue una secuencia lógica de montaje

Los dos pasos anteriores debes de repetirlos según indiquen las instrucciones. Los modelos cuentan con instrucciones en las que se resalta una secuencia lógica de montaje.

Por ejemplo, mientras las piezas de la fase uno están pegándose, puedes empezar a montar las piezas de la fase dos, luego y si las instrucciones lo indican, puedes rellenar con masilla y pintar las piezas de la fase uno mientras las de la dos están pegándose.

En este punto debes tener presente que, aunque el pegamento sea de secado rápido, lo mejor que puedes hacer es dejar reposar las piezas que están encoladas por unas dos o tres horas para asegurar una unión perfecta.

Pintura

Las imprimaciones pueden estar disponibles en spray o en bote para aplicar con pincel o aerógrafo, los colores a utilizar pueden ser blanco, negro o gris y dependerán del acabado que deseas.

En este punto debes decidir si utilizarás pinceles, pinturas en spray o aerógrafo. Ten presente que cada uno tiene sus ventajas y desventajas, aunque el más recomendado sea el aerógrafo por su facilidad de uso.

Una vez finalizada la imprimación llegó la hora de pintar. Si vas a aplicar detalles especiales como camuflajes, líneas de carrera y más necesitarás de cinta de enmascaras. Algunas versiones están disponibles en líquido para proteger partes pequeñas. Para otras partes puedes requerir diferentes medidas de cinta.

Esta cinta protegerá las zonas que no quieres cubrir de pintura o bien, las que ya has pintado de colores diferentes.

Las pinturas utilizadas en maquetas de plástico son acrílicas y se aplican con pincel o aerógrafo. Están disponibles en diferentes colores mates, brillantes o satinados.

Al finalizar puedes aplicar barniz a las zonas que deseas resaltar, este también está disponible en diferentes versiones, ya sea satinado, brillante o mate.

¿Qué hago si pego una pieza equivocada?

Si montas una pieza en un lugar equivocado, no pasa nada ni es irreparable. Si el pegamento está fresco, solo debes desmontar la pieza, esperar a que seque el pegamento y luego eliminarlo con una lija.

Si el pegamento está seco, basta con aplicar una gota de diluyente para separar la pieza o bien, una gota de pegamento fresco. Esto te ayudará a separar las piezas sin daños graves.

Lo importante en este punto es no perder el tiempo tratando de disimular el error e invertirlo en reparar el daño.

Lava la maqueta

Este es un paso imprescindible, no debes conformarte con un montaje impecable si el acabado exterior de la maqueta no es óptimo.

Al terminar el montaje debes lavar las piezas con agua y jabón para eliminar cualquier resto de grasa, polvo o masilla. Es recomendable que lo hagas con cada fase que termines de montar.

Consejos para montar tu primera maqueta de plástico

Nunca nos quedamos cortos en cuanto a consejos para montar tu primera maqueta de plástico, por lo que aquí incluiremos algunos que de seguro no conocías:

Accesorios y kits para para montar maquetas

Los kits más básicos de herramientas para montar maquetas incluyen:

  • Super Glue o cualquier otro de cianocrilato.
  • Pegamento para modelismo.
  • Papel de lija de varios granos. Necesitarás uno de 600 para el lijado primario y de 1000 y 2000 para detalles y pulido.
  • Alicate de corte pequeño.
  • Tres pinceles de calidad, grande, mediano y pequeño.
  • Cutter o cuchilla de hobby.
  • Pinzas, por lo general las de depilar funcionan bien, pero conforme avances requerirás de pinzas más pequeñas o específicas para modelismo.
  • Masilla específica para modelismo.
  • Cinta de enmascarar.
  • Disolvente, es necesario para diluir la pintura, para limpiar los pinceles o bien, preparar la pintura para el aerógrafo.
  • Tijeras de diferentes tamaños.
  • Palillos o mondadientes, aunque no lo creas, son muy importantes.
  • Pañuelos de papel o papel de cocina.
  • Mordazas o pinzas para sujetar, si no quieres comprarlas puedes sustituirlas con pinzas de ropa.
  • Tapete de corte o una tabla sobre la que puedas trabajar sin dañar la mesa.
  • Lupas, te permitirán apreciar los detalles.

Este es el kit que cualquier modelista novato debería reunir. Ahora bien, si deseas trabajar con mayor precisión puedes requerir de lo siguiente:

Lupas con luz: pueden contar con un soporte, te permiten trabajar pequeñas escalas con facilidad y su luz te permite observar esos pequeños detalles que escapan a tu vista.

Gafas para montar maquetas: pueden ser simples gafas de protección hasta gafas con lupas y luz para observar los detalles a trabajar.

Juego aerográfico con compresor: es tu mejor aliado si no deseas utilizar pinceles. Los kits de aerógrafos incluyen el compresor, la manguera y un aerógrafo.

Kits de herramientas: es mucho mejor comprar kits de herramientas que reunirlas por tu cuenta. Solo debes asegurarte que incluya todo lo que puedas necesitar. Algunos incluso contienen un pequeño taladro manual que puedes necesitar para armar determinados tipos de maquetas.

Mini amoladoras: son necesarias para maquetas de madera o bien, para eliminar con facilidad las rebabas de algunas maquetas de plástico.

Reglas y calibres: son absolutamente necesarios, permiten medir, dibujar líneas y realizar trazos sobre el material. Son importantes sí debes cortar alguna pieza, recuerda que antes de cortar algo siempre debes de medir dos veces.

Herramienta multifunción: no es necesaria, pero puedes hacerte con una para no comprar taladros y amoladoras por separado. Solo necesitas cambiar de cabezales para cortar, lijar, grabar líneas y fresar.

Debido a su versatilidad, es de las mejores herramientas para pulir y perfilar, especialmente en maquetas de madera.

Bisturí: es una herramienta de corte de precisión que te permitirá separar las piezas de plástico de sus marcos con facilidad. También puedes hacer cortes finos y sencillos en aquellas piezas que lo necesitan.

Sierra de mano: cuenta con una hoja metálica que te permite cortar plástico, madera y metal con facilidad.

Set de brocas y fresas: son esenciales para que la herramienta multifunción lleve a cabo su trabajo con éxito.

Alicates: si en la maqueta se incluyen piezas metálicas o muy duras necesitarás de un alicate para darles forma. También es muy útil para trabajar piezas que requieren de alambres y otros accesorios metálicos.

Pequeño martillo: perfectos para ayudar a colocar piezas pequeñas o en el modelismo de casas y edificios.

Limas: una lima te permitirá cortar piezas o bien, quitar rebabas muy resistentes. Es perfecta para perfilar y mejorar acabados.

Puedes utilizar las limas de pedicura y manicura para este fin.

Abrazaderas: son especialmente útiles para mantener las piezas fijas mientras seca el pegamento o mientras las pintas para no tocarlas con tus manos.

Bastoncillos de algodón de buena calidad: son versátiles. Puedes utilizarlos para aplicar pegamento o para limpiar pequeñas manchas de pintura.

Lápices de plomo: ideales para marcar líneas y puntos que requieren corte o pintura. Son necesarios en maquetas militares para marcar el camuflaje.

Trapos viejos: mantén a mano una buena colección de trapos viejos para limpiar cualquier derrame de pintura o pegamento.

Como los trapos viejos, existen materiales en casa que pueden formar parte de tu kit de accesorios y herramientas para modelismo:

  • Bolsas Con Cremalleras.
  • Gomas Elásticas.
  • Papel De Aluminio.
  • Tapas Plásticas.

¿Dónde comprar herramientas para el modelismo?

Existen muchas tiendas de modelismo en Madrid y en otras ciudades, pero lo mejor es comprarlas en línea, esto te permitirá consultar las reseñas del producto y obtener consejos útiles de modelistas veteranos. También ofrecen sugerencias sobre las pinturas y herramienta que puedes necesitar para esa maqueta en particular.

¿Por qué comprar kits de herramientas para modelismo?

No importa que tan aficionado seas y las prisas que tengas por montar tus maquetas, siempre necesitarás de un buen kit de accesorios y herramientas para eliminar rebabas, limar las piezas y más.

No hay nada peor que prepararte a armar una maqueta y descubrir que necesitas una herramienta, esto representa una gran demora, porque deberás comprarla y esperar llegue a tu hogar, o peor, tratarás de salir del paso con alguna herramienta no apta para el trabajo y arruinarás el acabado de tu maqueta.

Las herramientas las utilizarás siempre, por lo que es importante comprar aquellas que sean de calidad y sean resistentes y duraderas.

Las mejores pinturas

Además de herramientas, debes de comprar pinturas para tus maquetas. Las mejores y más utilizadas son las de la marca Gunze y Tamilla, así como los esmaltes Humbrol y Revell. Prueba diferentes marcas antes de decidirte por la mejor marca de pintura para ti.

Si pintas a pincel, la mejor decisión que puedes tomar es el esmalte Humbrol. Si quieres realizar un “ensuciado” o “enguarring” a tu maqueta puedes comprar algunos óleos.

Aunque las pinturas puedan parecer costosas y pequeñas, los botes pueden durar muchos años, ya que se utilizan muy diluidas.

Busca personas a las que les guste el modelismo

Este es quizás, uno de los pasos más importantes, busca en tu zona algún representante de la “International Plastic Modeller Society” o IPMS. Es un club de modelismo a nivel mundial que organiza reuniones entre aficionados del modelismo.

Si acudir a reuniones no es lo tuyo, puedes consultar foros de modelistas, encontrarás muchos compañeros de pasatiempo que puedan aclarar tus dudas o con quienes compartir trucos e información.

También puedes asistir a concursos y exposiciones donde podrás disfrutar de hermosas maquetas y comprar modelos únicos o de segunda mano de los asistentes.

Las maquetas de segunda mano pueden ser una gran oportunidad para ti. Si tienes un presupuesto pequeño, puedes comprar modelos a muy buen precio.

¿Cómo montar maquetas de vehículos?

Aunque el proceso de montaje de las maquetas es similar para cualquier tipo de vehículo, existen pequeños detalles que debes tener en cuenta cuando realizas montajes de coches, aviones, barcos y tanques.

A continuación, conocerás los pasos detallados necesarios para montar cada tipo de vehículo:

¿Cómo montar maquetas de coches?

Los pasos que debes seguir para montar maquetas de coches son los siguientes:

Prepara las piezas

Despega las piezas y organízalas. Debes identificar aquellas que pertenecen al interior como la suspensión, el motor y otras. Esto te ayudará a conocer cada elemento que conforman la maqueta y el automóvil original.

Despiece

Separa cada pieza de los árboles o marcos con una cuchilla o bisturí para las piezas medianas y grandes. Para las piezas más pequeñas necesitarás de alicates de corte.

Elimina las rebabas e imperfecciones de inyección para facilitar la unión de las piezas.

Montaje de las partes internas

Si la maqueta tiene un motor visible o permite abrir el capó, esta es la pieza que debes construir.

Construye el interior del vehículo. Pega los asientos y elementos del chasis con cuidado para que el pegamento no dañe el plástico y afecte el acabado.

El salpicadero debe ser pintado antes de pegar cualquier pieza al mismo, de lo contrario será imposible de pintar.

Ten presente que el pegamento no actúa sobre la pintura, por lo que debes de raspar la pintura de las zonas que deben ser pegadas.

Mientras el conjunto se seca, puedes preparar el cristal del automóvil. Las piezas del parabrisas y ventanillas se pegan con pegamento de cianocrilato. Aplícalo en cantidades mínimas, inferiores a una gota. Si lo aplicas en exceso, los vapores del pegamento empañarán el plástico.

Montaje de los bajos

Sigue el montaje de los bajos del automóvil. Corta y prepara las piezas. Repasa cada corte con lija para eliminar las rebabas.

Verifica que todas las ruedas estén alineadas. Para lograrlo debes tener precaución al montar la suspensión, los ejes, muelles y neumáticos. Antes de pegar cualquier pieza, debes comprobar la simetría y equilibrio de cada una.

Une cada una de las piezas con pegamento cianocrilato o époxy para mayor resistencia. Si las ruedas y las direcciones y no representan una ventaja para ti o el acabado, es mejor pegarlas.

Neumáticos

Los neumáticos pueden tener en su centro la marca de unión del molde. Quítala lijando o cortando, incluso si eliminas el dibujo. No te preocupes, puedes remarcarlo luego con diferentes técnicas de detallado.

Monta el chasis del vehículo y píntalo, cuando esté muy seco repasa cualquier parte que requiera de un refuerzo o de pintura, deja secar.

Montaje final

No pegues la parte superior del automóvil aún. Pinta las piezas del interior y las pequeñas y delicadas. Luego podrás pegarlas con cuidado para evitar roturas. En esta fase, el pegamento debe ser aplicado con la punta de un pincel para que no rebase y ambas mitades del chasis deben pegarse con cuidado sin forzarlas.

Para mantener fija la unión puedes hacer uso de gomas elásticas en varias partes del vehículo, esto presionará de manera uniforme cada parte del auto, evitando que la carrocería se abra.

Una vez seco el pegamento, repasaras la unión con una lija de agua fina para retirar cualquier exceso.

Pintado

Pinta el exterior del vehículo, deja secar y aplica las calcomanías. Por último, pega las ruedas.

¿Cómo montar maquetas de aviones?

Los pasos a seguir para montar una maqueta de avión son los siguientes:

Prepara las piezas

Como con el auto debes desplegar todas las piezas, estudiarlas y separarlas según su pertenencia al exterior e interior del avión.

Despiece

Saca de sus marcos cada pieza, elimina las rebabas y organízalas.

Realiza un montaje en seco para comprobar que cada pieza coincida en su lugar y que no debes hacer frente a algún problema.

Montaje del fuselaje

El montaje de todo avión inicia por el fuselaje, por lo general este está constituido por dos semi-fuselajes.

Antes de empezar, debes comprobar qué piezas van en su interior, como la carlinga del piloto, las instalaciones de las armas, los pilotos, la rueda de cola o el tren de aterrizaje delantero, dependiendo del modelo de avión. Algunos modelistas no utilizan los pequeños pilotos que incluyen los modelos.

Corta, lije, pule y pega todas estas piezas, pues cuando montes el fuselaje, muchas serán imposibles de pintar. Pinta los laterales del fuselaje hasta el punto que sea visible.

Una vez terminado el paso anterior, pega las secciones de fuselaje, mantenlo junto con ligas de goma, aplica con un pincel fino un poco de pegamento en la línea de unión para reforzarla y una vez seco el pegamento, líjala con cuidado.

Montaje del morro

Este montaje tiene un truco especial. Algunos requieren de lastre para que, una vez terminado, el avión no caiga sobre su cola. Para ello debes de poner unos perdigones o plomo sujeto con masilla o encolado en la punta.

Si el morro es transparente, puedes pegar el plomo en cualquier parte delantera del avión como una ametralladora, en el asiento del artillero o en el visor del bombardero, cualquier parte delantera que disimule la forma del plomo será de gran ayuda.

Montaje de las alas

Las alas son el elemento más importante y delicado de un avión, es importante que su acabado sea implacable, pero el punto de unión con el fuselaje debe ser perfecto, porque de ello depende el acabado final. Cualquier deformación en el montaje de las alas será imposible de corregir.

Una vez realizado el montaje de las alas, recuerda, siempre pintando y montando cualquier pieza interior primero, debes reforzar las uniones pasando un pincel fino con pegamento sobre ellos. Cuando esté seco, podrás lijar y pulir.

Para unir las alas al fuselaje debes aplicar pegamento liquido en ambas partes y presionarlas durante unos minutos. Algunos modelos tienen marcas y muescas que permiten encajar las alas en la posición correcta, si no la tienen, debes prestar atención al plano para hacerlo bien.

Los alerones de cola y otras piezas deben tratarse como las alas, cuidando la perpendicularidad y su posición en relación con las alas.

Las alas de los aviones tienen un criado o ángulo en el punto de contacto del fuselaje y que solo es visible en la vista frontal del modelo. Afectar este ángulo es muy sencillo, basta con pegamento extra o bien, una rebaba mal retirada, si notas un error en el diedro, corrígelo lo antes posible.

Una vez montadas las alas, puedes proceder a montar las piezas restantes. Una vez terminado el cuerpo del avión, puedes lijarlo por completo para suavizar cualquier borde o escalón entre piezas que no encajaron bien.

Montaje del tren de aterrizaje

El tren de aterrizaje está conformado por varias piezas, estas son tan frágiles que debes de armarlas al final.

Las ruedas se presentan como una única pieza o como dos mitades, si este es el caso, pégalas y elimina con lija la línea de unión. Los modelos más grandes incluyen ruedas con buje central sobre el que montarás una cubierta de goma.

El montaje del tren es delicado, debe quedar completamente centrado para que el avión no presente ningún desequilibrio o inclinación. Para todas estas piezas debes utilizar pegamentos fuertes como cianocrilato o el époxy, ya que soportarán el peso del avión.

Montaje general

Une todas las piezas cuidando que queden centradas y simétricas. No pegues las piezas pequeñas y delicadas, déjalas para el final.

Una vez terminado el montaje, espera que seque durante un día entero, luego procede a enmasillar las partes que lo necesitan como la unión del fuselaje, los bordes de ataque de las alas, la unión entre alas y alerones, morro, cabina, bombas y depósitos de combustible.

Deja secar y lija la pieza con una lija de agua de grano medio, luego, cambia a una de grano fino. Si necesitas eliminar masilla de una zona de difícil acceso, basta con aplicar un pincel de cerda dura mojado en acetona. Realiza varias pasadas hasta que la zona quede perfecta.

Una vez terminado este paso, monta las piezas pequeñas y delicadas.

¿Cómo montar maquetas de barcos?

Las maquetas de barcos son de las que más trabajo pueden requerir y por supuesto, espacio para mostrarlas.

Prepara las piezas

Desplega las piezas y estúdialas, sepáralas por cada apartado del barco, especialmente las más pequeñas.

Despiece

Corta cada pieza fuera de su marco o árbol de inyección con cuidado. Elimina las rebabas con ayuda de una lija.

Realiza un montaje en seco de cada parte antes de empezar a pintar o pegar para comprobar que todas las piezas encajen a la perfección y no requieran de trabajo extra para solucionar los problemas de ensamblaje.

Montaje del casco

Lo primero que debes montar es el casco. Por regla general viene formado por dos semicascos cortados a la mitad. Únelos y luego refuerza el pegamento con papel adhesivo a lo largo de la quilla, codaste y roda.

Aplica pegamento líquido a lo largo de la línea de unión con ayuda de un pincel fino. No retires la cinta adhesiva hasta comprobar que la unión sea estanca.

Aunque no lo creas, las maquetas de barcos grandes, de hasta 50 cm de largo, requieren mucho cuidado. Los semicascos suelen presentar deformaciones. Si este es el caso, puedes tomar trozos del árbol de inyección o el marco, cortarlos y pegarlos a lo largo de la línea de unión para reforzar el barco o bien, preparar piezas con forma de T para mantener el casco en la forma y posición adecuadas.

Montaje interno

Una vez montado el casco, es hora de montar todas las piezas interiores, pegarlas y pintarlas. Luego, deberás colocar los entre puentes. Cada barco tiene sus trucos específicos, por lo que deberás consultar a veteranos en modelismo sobre los trucos para modelos específicos.

¿Cómo montar una maqueta de tanque?

Como con los vehículos anteriores, debes de preparar las piezas y estudiarlas con cuidado antes de empezar a liberarlas de sus marcos. Luego deberás lijarlas y montarlas en seco para descartar cualquier problema de montaje. Estos pasos son siempre los mismos para cualquier tipo de maqueta.

Montaje del chasis

La primera parte a montar es el chasis, algunos tanques cuentan con motor eléctrico y presentan ranuras en el chasis. Si no vas a montar el motor, debes tapar estos agujeros con trozos del árbol de inyección o marco y luego enmasillarlos por fuera. Disimula el acabado con ayuda de una lija y quedará listo para pintar.

Al chasis le sigue el tren de rodaje con ruedas de diferentes tamaños y formas tales como ruedas tensoras, tractoras y rodillos. En algunos modelos reales, las ruedas pueden ser metálicas o llevar un revestimiento de caucho, si este es el caso, puedes simularlo lijando para redondear sus bordes. Comprueba siempre imágenes reales del tanque o los planos del modelo para conocer este detalle.

Algunos fabricantes ofrecen trenes de rodaje móviles, puedes trabajar para que quede así, pero lo mejor es pegar todas las piezas.

Durante el montaje cuida que los trenes de rodaje queden paralelos y equilibrados, sino, al montar la cadena te encontrarás con serias dificultades que afectarán el acabado final de tu modelo.

Pinta el tren de rodaje y la parte del chasis donde va fijado antes del montaje, solo así cubrirás todas las zonas que requieran pintura.

Montaje de la torreta

Construye la torreta del carro de combate. Por lo general incluye piezas móviles y un radio de giro igual al modelo original.

Taladra las bocas de los cañones y ametralladoras para darles sensación de profundidad, ya que en el modelo aparecen masivas.

Al terminar el montaje de la torreta, añade los detalles tales como periscopios, cajas de herramientas, entre otros. Estas piezas pequeñas deben estar pintadas si deseas restar dificultad al montaje final.

Las escotillas deberían quedar cerradas, pues las maquetas de tanques de combate no tienen piezas interiores para apreciar. Si quieres dejarlas abiertas, deberás fabricar tú mismo las piezas interiores.

Montaje de accesorios

Trabaja los accesorios pequeños y piezas que van sobre el carro de combate. Todas requieren su propio trabajo de lijado, pulido, pegado y pintura. Puedes pintarlas por separado y pegarlas al final.

Montaje final

Une la caja del carro de combate al chasis. Este proceso es delicado y los problemas de unión son comunes, si esto ocurre, puedes solventarlo con ayuda de una lija y masilla.

Para unir estas piezas debes utilizar pegamento époxy o cianocrilato, de esa forma obtendrás una unión sólida.

Presta atención a las instrucciones de tu maqueta. Muchas veces esta unión de piezas debe realizarse después de colocar las cadenas, sino sería imposible colocarlas de manera correcta.

Montaje de las cadenas

Suelen ser una pieza fabricada con goma con un sistema de pivotes macho-hembra. La unión se suelda con calor, para ello debes apoyarlo en un soporte, calentar la punta fina de un clavo o destornillador y tocar los pivotes para fundirlos. Refuerza la unión con cianocrilato.

Si la cadena queda demasiado larga puedes cortar y pegar algunos eslabones. Si queda muy corta, puedes utilizar la cadena de otra maqueta o comprar eslabones extra.

En modelos de gran tamaño los eslabones vienen sueltos para que construyas por tu cuenta las cadenas, este paso requiere paciencia, ya que debes unir los eslabones con pegamento de cianocrilato uno por uno, siguiendo la forma de las ruedas.

Una vez armada la cadena, la montarás en su lugar sin forzar las ruedas o los ejes para no fracturarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.